La legitimación de firmas forma parte del trabajo habitual de los notarios, estas son el testimonio notarial por el que el notario acredita el hecho de que una firma ha sido puesta en presencia del notario o expresa el juicio de éste sobre su pertenencia a persona determinada.

La intervención notarial no incluye, en este tipo de testimonio, el contenido del documento cuya firma se legitima; pero el documento no ha de ser contrario a la ley, la moral o las buenas costumbres.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted